Cercado lidera vacunación contra el COVID-19 con 61% de inmunizados

El Servicio Departamental de Salud (Sedes), en conferencia de prensa virtual este martes, confirmó que la provincia Cercado y ciudad capital de Tarija alcanzaron un 61% de personas inmunizadas con la primera dosis y 48% con la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19.

El director del Sedes, Dr. Álvaro Justiniano, informó que en el tema de la vacunación a nivel departamental se tiene un 57% de personas vacunadas en primera dosis y 46% en segunda: “Es importante relevar que en segunda dosis se ha avanzado muchísimo con la vacunación, porque cuando mejoramos la inmunización estamos garantizando mejores condiciones de inmunidad en las personas que han recibido la vacuna y por lo tanto eso asegura una menor posibilidad de que esas personas enfermen”.

Justiniano reconoció que uno de los principales problemas para tener un porcentaje de vacunación parejo entre primera y segunda dosis fue la poca cantidad de vacunas Sputnik V, sin embargo, es ponderable el avance de la campaña de vacunación y volvió a insistir en que las personas se inmunicen.

“Informar un hecho importante con relación a la vacunación, se trata de la cobertura a personas mayores de 60 años, estamos con el 70,2 % de personas vacunadas en primera dosis y más del 60 % en segunda, lo mismo pasa en personas mayores de 50 años que tenemos un 65 % con primera dosis y un 48% con segunda dosis”.

De acuerdo al reporte epidemiológico, la tasa de incidencia por cada mil habitantes es de 63 personas contagiadas, la tasa de recuperación es del 77%, mientras que índice de letalidad se mantiene en 2,6% a nivel departamental. Se mantienen también los municipios con mayor incidencia de casos, la edad promedio de contagios es de 43 años y a de decesos 62 años: “El número de contagios por hora son 3 y en relación a la semana anterior tenemos un diez por ciento más de casos”, detalló Justiniano.

La autoridad en salud agregó que las restricciones al desarrollo de actividades no esenciales como fiestas, reuniones sociales y otros siguen vigentes, así como también el cumplimiento a las medidas de bioseguridad, como el uso obligatorio del barbijo, el lavado permanente de manos y mantener el distanciamiento social.