Un terremoto de magnitud 7,2 sacude Haití y deja más de 200 muertos y cientos de heridos y desaparecidos

Un terremoto de magnitud 7,2 ha sacudido este sábado Haití, dejando más de 200 muertos y “cientos de heridos y desaparecidos”, según el último balance ofrecido de Protección Civil.

El terremoto, que también se sintió en República Dominicana y en Cuba, se registró a las 8.29 hora local (12.29 GMT) al noreste de Saint-Louis du Sud, en el sur de Haití, y tuvo una profundidad de 10 kilómetros, según la agencia geológica, que ve probable que el desastre afecte “a una zona extensa” y que ha asignado al terremoto una alerta roja en su escala de daños humanos, lo que significa que “es probable que haya un alto número de víctimas“.

Al menos 227 personas han muerto, según el informe de Protección Civil, que señala que del total de fallecimientos, 158 se produjeron en el sur del país.

Mapa del Servicio Geológico de los Estados Unidos que muestra la ubicación del terremoto en el suroeste de Haití.
Mapa del Servicio Geológico de los Estados Unidos que muestra la ubicación del terremoto en el suroeste de Haití. EFE/EPA/USGS

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, ha declarado el estado de emergencia durante un mes y ha calificado la situación de “dramática”. Henry -que asumió el cargo el 20 de julio tras el asesinato del presidente del país, Jovenel Moise– ha asegurado en rueda de prensa que los primeros datos “nos hacen creer que hay varios heridos, que hay muchos muertos y casas derrumbadas. Ahora hay mucha gente bajo los escombros. Especialmente en hoteles y lugares de culto”.

Ariel Henry ha recomendado a la población “no entrar en pánico” y ser “solidaria” y afirmado que “toda la estructura gubernamental y de protección civil se moviliza” en las zonas afectadas. A la vez, ha pedido a los haitianos redoblar “sus esfuerzos y precauciones porque habrá réplicas”.

Claude Prepetit, director general de la Oficina de Minas y Energía (BME), ha informado de que los departamentos más afectados son el sur y Grand’Anse, severamente afectados en 2016 por el huracán Matthew. El funcionario ha pedido a la gente que no regrese a sus hogares hasta que no haya una evaluación de las autoridades.

Mientras, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha ordenado una “respuesta inmediata” al seísmo y ha nombado a la administradora de Usaid, Samantha Power como la “alta funcionaria estadounidense encargada de coordinar este esfuerzo”, según ha indicado en un comunicado la Casa Blanca.

“La gente está angustiada”

El impacto del terremoto se ha sentido en todo el país, aunque los daños materiales se han concentrado en el suroeste de la isla, según testigos entrevistados por AFP.

Uno de los puntos más dañados es la ciudad de Jérémie, de más de 200.000 habitantes, que ha sufrido importantes daños en el centro de la urbe, donde predominan las casas antiguas de una sola planta.

“Cayó el techo de la catedral”, afirma Job Joseph, residente en la ciudad, quien añade que “la calle principal está bloqueada, es allí donde está toda la actividad económica”. 

La gente está angustiada, los padres están con sus hijos en brazos y se van de la ciudad porque hay rumores de tsunami”, asegura otro vecino, Tamas Jean Pierre.

Precisamente, la Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de EE.UU. (NOAA) ha levantado la alerta de tsunami que había emitido tras el terremoto, al determinar que había pasado la amenaza de que se produzca ese fenómeno.24 horas fin de semana - La crisis olvidada en Haití diez años después del terremoto - Escuchar ahora01.09 min24 horas fin de semana – La crisis olvidada en Haití diez años después del terremoto – Escuchar ahora

“Varias casas se han derrumbado”

“Estaba dentro de mi casa cuando empezó a temblar, estaba cerca de una ventana y vi caer todas las cosas“, cuenta a AFP Christella Saint Hilarie, de 21 años, que vive en la localidad de L’Asile, cerca del epicentro del seísmo. “Me cayó un tozo de pared en la espalda pero no estoy demasiado herida”, continúa la joven, quien confirma que “varias casas se han derrumbado por completo“.

En varios vídeos compartidos en redes sociales, residentes en las zonas afectadas han grabado las ruinas de varios edificios, incluida una iglesia en la que se estaba llevando a cabo una ceremonia en la ciudad de Les Angleis, 200 kilómetros al sur de Puerto Príncipe.

En cuento al posible impacto económico, el USGS ha emitido una alerta naranja, que implica que “es probable que haya daños significativos“, y que las pérdidas económicas estimadas son de “entre el 0 y el 3% del PIB de Haití”.

Recordó que la mayoría de la población de la zona afectada por el sismo “reside en estructuras que son vulnerables a los temblores de un terremoto“, como aquellos construidos con barro o adobe.

Grave crisis sociopolítica

Haití, el país más pobre de América, aún no se ha recuperado de las consecuencias del terremoto de magnitud 7 que hace 11 años causó unos 300.000 muertos y la misma cantidad de heridos.

Más de un millón y medio de haitianos quedaron sin hogar, colocando a las autoridades y a la comunidad internacional frente al desafío de la reconstrucción, que no ha sido posible completar en este período.

A ello se suma la grave crisis sociopolítica que afecta al país caribeño, cuyo último episodio tuvo lugar hace apenas un mes, con el asesinato a tiros de su presidente, Jovenel Moise.