La reactivación económica empieza a mostrar resultados positivos

El presidente Luis Arce Catacora, en su mensaje en conmemoración al 196 aniversario de la independencia de Bolivia, afirmó que ante la graves crisis económica heredada del régimen de facto, el Gobierno nacional puso en marcha políticas de reactivación como acelerar la inversión pública, pago del Bono contra el Hambre, incrementar la demanda interna y la producción.

“Nuestra estrategia para sacar a nuestro país de la crisis, se asentó en reactivar la demanda interna, así como en el aumento e incentivo a la producción. Inicialmente, por el lado de la demanda en diciembre de 2020 iniciamos el pago del Bono contra el Hambre para aliviar la economía de familias afectadas por la pandemia, y que a mayo de 2021 benefició a más de 4.035.773 bolivianas y bolivianos con un monto desembolsado de más de Bs 4.000 millones”, explicó el Jefe de Estado.

Informó que a diciembre de 2020, se generó un aumento adicional y extraordinario de rentas para el sistema de reparto y jubilados del 3,4% que benefició a 219.963 bolivianos. Enumeró también otras medidas que se tomaron como la Ley de Régimen de Reintegro del Impuesto al Valor Agregado (Re-IVA) que permite la devolución de un porcentaje del IVA pagado en las compras para personas con ingresos por debajo de los Bs 9.000 y que benefició a más de 34.565 personas, devolviendo Bs 10.5 millones a junio de 2021.

Forman parte de las medidas de reactivación económica el Impuesto a la Grandes Fortunas que generó una recaudación de Bs 240 millones hasta abril de 2021, monto que supera las expectativas de recaudación por este tributo. “En materia de inversión pública, motor de nuestro modelo económico, reactivamos la inversión paralizada en 2020 y la incrementamos para esta gestión. En ese sentido, solo en noviembre y diciembre de 2020 se inyectaron $us 677 millones mejorando la ejecución de 25% a 41%”, indicó.

El Presupuesto General del Estado 2021 devolvió a la inversión pública su rol protagónico como motor de la economía boliviana, por lo que se invierte $us 4.011 millones, 125% por encima de la inversión en 2020; de los cuales $us 1.399 millones serán invertidos en el sector productivo y $us 1.452 millones en infraestructura de salud, riego y caminos.

También se destacan algunas medidas económicas como la creación del Fideicomiso SIBOLIVIA que tiene un presupuesto de Bs 911 millones para financiar al sector industrial y la producción con el fin de que sustituya las importaciones. Hasta julio de este año, se han desembolsado más de Bs 239 millones, alcanzando a 2.150 productores.

“Nuestro apoyo al sector productivo también se tradujo en medidas como la Subasta Electrónica y la creación del Mercado Virtual Estatal, el Catálogo Electrónico–Compra Hecho en Bolivia, aplicativo móvil para la compra de productos y servicios hechos en Bolivia; modificación de las alícuotas de Gravamen Arancelario para sustitución de la importación de alimentos; e incentivos tributarios para la fabricación, ensamblaje e importación de vehículos eléctricos y maquinaria agrícola con energía híbrida”, indicó el mandatario.

Los créditos de vivienda social alcanzaron a $us 16.919 millones hasta junio de 2021, un incremento de 6,1% respecto a junio de 2020. Asimismo, el número de cuentas de depósito ascendió a 13,2 millones de cuentas, 7,3% por encima de junio de 2020.

Arce Catacora confirmó que todas las medidas de reactivación que se pusieron en marcha
generaron acciones positivas sobre la economía boliviana.