Exvicepresidente del TSE afirma que el proceso por fraude electoral adoleció de pruebas objetivas desde el inicio

El exvicepresidente del Tribunal Supremo electoral (TSE), Antonio Costas, afirmó este jueves que el proceso instaurado por el supuesto fraude electoral en 2019, adoleció de pruebas objetivas ya que se basó en el informe preliminar de la Organización de Estados Americanos (OEA) que solo mencionaba indicios.

“Yo creo que, desde un principio, el proceso que se inició adoleció de pruebas objetivas, había un informe preliminar que fue el que motivó mi detención preventiva y obviamente es un informe que no tenía las pruebas, tenía los indicios, tenía las referencias”, apuntó en entrevista en el canal televisivo Red Uno.

Dijo que posteriormente, el informe final de la OEA incurrió en lo mismo, haciendo referencia a un cambio de tendencia que nunca existió.  

“Hace una referencia, hace un detalle completo sobre las anomalías que indica la OEA, haber encontrado entre ellas, por ejemplo, un cambio de tendencia que nunca existió, hace también un análisis informático de los sistemas utilizados tanto para el Trep como el cómputo, donde indudablemente hay observaciones, eso no se lo puede negar, pero también hay una cosa que es muy clara, se acusa de una manipulación maliciosa que no se ha comprobado hasta ahora”, subrayó.

Costas refirió que hasta la fecha no se pudo comprobar, en su caso, que haya cometido los delitos por los cuales se lo detuvo y procesó, por ejemplo, de haber realizado una manipulación de los resultados del proceso electoral.

“Yo creo que, para llegar a la verdad de los hechos, sobre todo para que se haga prevalecer el derecho de las personas, en mi caso, se debe demostrar que yo hice manipulación informática, que yo incurrí en los delitos de los que se me acusa, y ni el informe de la OEA lo demuestra de esa manera”, resaltó.

ABI