Tarija es el departamento más cercano a la inmunidad

Potosí y La Paz son los departamentos con la más baja cobertura de primeras dosis.

La carrera hacia la inmunidad colectiva con la vacunación contra el COVID-19 tiene hasta el momento a Tarija en la delantera, con la mayor cobertura en primeras dosis; las más bajas son de Potosí y La Paz, según los datos emitidos ayer por el Ministerio de Salud.

“Para generar un criterio equitativo entre todos los departamentos, tomaremos como referencia el porcentaje de dosis aplicadas con respecto a su población vacunable para mostrar cuáles (son) los departamentos que llevan la delantera. El departamento con mayor porcentaje de vacunación es Tarija”, explicó el ministro de Salud,Jeyson Auza, a tiempo de mostrar el informe epidemiológico nacional.

De acuerdo con el reporte, Tarija logró que 52% de su población vacunable reciba su primera dosis y 22% la segunda, es decir que cinco de cada 10 habitantes del departamento tienen al menos una dosis de la vacuna antiCOVID-19.

A seis meses del inicio de la campaña de inmunización nacional, es el único departamento que superó el 50% de cobertura en primera dosis y es el más cercano a conseguirla inmunidad colectiva, la cual se logra con entre el 70% y 80% de la población inoculada.

El segundo lugar lo ocupa Pando, uno de los departamentos que fue priorizado en medio de la campaña por el peligro de la propagación de la variante P1, conocida como brasileña. En esta región, la cobertura en primera dosis llega al 46% y en segunda al 22%.

En el resto del país, los alcances fluctúan entre 44% y 37% en primera dosis y 20% y 14% en segunda (revisar la infografía). Los dos departamentos más preocupantes son La Paz, que se encuentra penúltimo con 36% de su población vacunable con primera dosis y 15% con la segunda, y Potosí, último, con una cobertura de 27% en primera dosis y 10% en la segunda.

En cuanto al promedio nacional, la aplicación de primera dosis asciende al 40,6%, y 17,3% en cuanto a la segunda, según los datos proporcionados por el ministerio.

LA RAZON