TSE ratifica la transparencia de las elecciones, niega existencia de un “bloque alterno” y se abre a una auditoría

El presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, ratificó este jueves la transparencia de las elecciones generales del 18 de octubre, negó la existencia de un bloque de data alterno, como aseguró la vocal, Rosario Baptista, y aseguró que el proceso electoral es auditable y que los datos están a disposición de cualquier organismo.

“La sala plena del TSE ratifica a la ciudadanía que el proceso electoral 2020 ha sido limpio, transparente, pacífico y altamente participativo. El TSE ratifica que todo el proceso electoral es comprobable en todas y cada una de las etapas”, sostuvo Romero, en conferencia de prensa de la Sala Plena del Órgano Electoral, en la que no estuvo presente la vocal Baptista.

Romero sostuvo que la importancia de los informes de la observación electoral internacional en contextos altamente polarizados y enfrentados, como el boliviano, ofrecen una mirada amplia, objetiva y experta sobre una elección, indiferente al resultado.

Explicó que el trabajo de las misiones de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Unión Europea (UE), el Centro Carter o la Unión de Organismos Electorales de América (UNIORE), supone una verificación del cumplimiento de los estándares de integridad por parte de la autoridad electoral y tiene todas las características de una auditoría a una elección.

“Por ello, la elección boliviana de 2020 ha sido saludada internacionalmente por su carácter ejemplar y ha sido reconocida por los distintos gobiernos”, remarcó.

Lamentó las posturas de algunos actores políticos, sociales y regionales que pretenden desconocer la transparencia de la elección y su aporte central al afianzamiento de la democracia en el país y de la convivencia pacífica, con noticias falsas, distorsionadas, engañosas, medias verdades o apreciaciones desprovistas de sustento.

“El saneamiento del padrón fue supervisado y aprobado en todas sus instancias por todos y cada uno de los miembros de la Sala Plena durante meses. Ninguna organización política ha puesto en duda la confianza del padrón”, mencionó.

En ese sentido, enfatizó que la Sala Plena del TSE rechaza las alusiones a un “bloque de data alterno, con acceso secreto, fuera del alcance de quienes hasta ahora verificaron la integridad del padrón”, que -a su juicio- se suman a la lista de 2versiones fantasiosas” sobre el padrón y que incluyen, entre otras, millones de registros fantasmas, crecimientos desproporcionados de inscripciones, posibilidad de múltiples registros de una persona y otras.

“No existen pruebas, ni siquiera indicios de tales suposiciones. De existir, habrían sido descubiertas o puestas en evidencia por la auditoría de la OEA, por las misiones de observación electoral o por cualquiera de las organizaciones políticas que tuvo acceso irrestricto al padrón a lo largo de la gestión 2020”, remarcó.

Así, ratificó que todo el proceso electoral es verificable, es decir que es comprobable en todas y cada una de sus etapas, procedimientos, acciones y decisiones. “Esto significa que el proceso electoral es fácilmente auditable por cualquier organización o ciudadano”, agregó.

“Allí está el padrón abierto, las actas de cada mesa disponibles, las resoluciones públicas, los informes de observación difundidos o los procesos de contratación disponibles”, afirmó.

ABI