Mesa apunta al gobierno de Áñez por “robar a la salud” y ella dice que en poco tiempo hizo mucho

Los políticos utilizan la efeméride de Cochabamba para hacer campaña. La presidenta anunció la devolución de las acciones de ELFEC y Comteco. Mesa pasa al ataque, Doria Medina dice que ganar será difícil.

Los políticos que disputan la campaña electoral celebraron los 210 años de la efeméride cochabambina con promesas electorales. Carlos Mesa fue el más agresivo y advirtió que la lucha frontal contra la corrupción incluirá a los que “le robaron a la salud, lo cual es inaceptable”. Jeanine Áñez ofreció seis acciones económicas, dijo que en salud se hizo mucho en poco tiempo y prometió que Evo Morales sólo volverá al país pero para pagar cuentas con la justicia. Su candidato vicepresidencial, Samuel Doria Medina admitió que un triunfo es muy difícil, pero no imposible.
En su cuenta de Twitter, el candidato Carlos Mesa escribió: “¡Felicidades tierra de mujeres y hombres valientes y sinceros! ¡Felicidades Cochabamba! Luego, en un video grabado complementó que sabe que fueron meses difíciles, “pero yo tengo compromisos reales con ustedes, vamos por un gobierno que ponga primero a la gente. “Este 14 de septiembre es un día de celebración para la Llajta, para la tierra cochabambina, queremos compartir esa celebración con los compatriotas que viven ahí o fuera”. 
Dijo que la pandemia y sus efectos: la crisis económica, y la corrupción – “y que no tuvieron ningún tipo de respuesta clara en esa dirección en la actual gestión de Gobierno”-, serán atendidas si él llega al Gobierno.
Mesa comprometió soluciones para cada tema. Habló de cuatro puntos para resolver la crisis de salud, generar un proceso económico de creación de empleos y salvación. “Una lucha frontal contra la corrupción, sobre todo la que afecta a la salud; robar temas vinculados a la salud, es algo inaceptable. Primero está la gente, y en Cochabamba nuestro compromiso con ustedes es permanente”.
La alusión fue directa, se refirió a dos casos de presunta corrupción que involucraron a la gestión de Jeanine Áñez y a la compra de respiradores.
Mientras tanto, la presidenta Áñez dio un discurso en Cochabamba y recordó que su Gobierno “hizo mucho en poco tiempo. Creamos más de 7.500 puestos de trabajo, habilitamos más de mil camas, 500 terapias intensivas, 190 mil pruebas para Covid-19, y gestionamos el tratamiento gratuito para infectados”.
Prometió que lo seguirán haciendo “porque sé que el desafío aún es enorme. Hay que terminar de vencer al virus. Además, desde fin de año se aplicará el presupuesto del 10% para salud”.
Luego manifestó que consolidará la democracia y garantizó que Evo Morales no regresará al país. “Si sigo siendo presidenta, la única forma que lo haga será para dar la cara a la justicia por delitos como abusos a menores de edad”, y otros temas de corrupción. 
En lo económico, fue ovacionada al anunciar que su gobierno devolverá las acciones de ELFEC y Comteco en Cochabamba, que fueron confiscadas por Evo Morales hace más de 10 años. “Las devolveremos a las 120 mil familias afectadas. Esos trabajadores que le pusieron la cara al dictador. La ilusión es que hasta fin de año estas acciones ya generen ganancias. En febrero me comprometí y hoy, en este 14 de septiembre, lo cumplo”. 

Pidió que el manejo de la empresa sea transparente. “Me han confirmado que será un grupo de notables. Si no cumplen, las miles de familias accionistas tomarán las acciones correspondientes”. Dijo que el Ministro de Gobierno, Arturo Murillo, fue el proyectista de esta acción. 
Más adelante, prometió que se triplicará la inversión de Cochabamba en el FPS para generar empleos con obras públicas, así como una rebaja del 30 por ciento en el costo de la energía para las empresas establecidas en el Parque Industrial Santiváñez. Anunció, además, la inversión de Bs 134 millones para la represa de Omereque, un plan de manejo de las tres cuencas que amenazan la ciudad, para prevenir inundaciones y garantizar la seguridad de miles de hogares amenazados por el desborde de los ríos; y, finalmente, la habilitación de agua potable en los distritos 8,9 y 15 de la zona sur de la ciudad.
Su candidato vicepresidencial Samuel Doria Medina, en otro mensaje grabado, manifestó que “celebramos el 210 aniversario de la revolución de Cochabamba, en momentos muy difíciles para la región y para el país. Como hace 210 años, tenemos que luchar con varios enemigos a la vez. Contra la pandemia, la crisis económica y contra un partido que no quiere terminar de irse. La victoria de los patriotas cochabambinos parecía imposible, pero ellos no se rindieron y al final triunfaron legándonos la patria que hoy tenemos. Hoy también la victoria parece muy difícil, pero con ñeque cochabambino vamos a lograrlo y vamos a reactivar la economía y reactivar la economía”.
El candidato de Juntos, Luis Fernando Camacho, permaneció en silencio, y no dijo nada respecto a Cochabamba en sus redes sociales.
El candidato de Libre 21, Jorge Quiroga, escribió: “¡Felicidades Cochabamba! Bolivia será el Corazón Verde Digital de Sudamérica. Cocha será el corazón del corazón, sin narcotráfico, exportando servicios y producción, como centro logístico fluvial/carretero y puerto digital. La cadena de 14 años de vil servidumbre se rompió”, dijo en alusión a Evo Morales.
Luis Arce, candidato presidencial del MAS, participó anoche en un evento denominado “Gran Asamblea Virtual Pacto por la Cochabamba que queremos”, y esta mañana comentó en Twitter: “Gracias mis hermanas y hermanos cochabambinos por la invitación. Profundizando el diálogo, escuchando propuestas y trabajando unidos por Bolivia, vamos a salir adelante”.
Desde Buenos Aires, el expresidente y jefe de campaña del MAS, Evo Morales, dijo que “en el 210 aniversario de Cochabamba expresamos nuestro reconocimiento a las hijas e hijos de esta entrañable tierra que, con fortaleza y generosidad luchan por el desarrollo de la patria. ¡Muchas felicidades Cochabamba querida!”.

El Deber