Bolivia comprometió el pago de $us 90 mil por un período de 90 días a CLS Strategies

Documentos estadounidenses señalan que Bolivia se comprometió a pagar por un período de 90 días $ 90,000 a la empresa CLS Strategies, acusada por Facebook de generar desinformación a partir de cuentas falsas.  


Una nueva nota publicada este viernes por el periódico The Washington Post, indica que existen documentos del gobierno de Estados Unidos que muestran que Bolivia se comprometió a pagar 90 mil dólares por un período de 90 días a la empresa CLS Strategies, acusada por Facebook de generar desinformación a partir de cuentas falsas.  
El informe de la red social Facebook, publicado por el Washington Post, señala que se identificó y eliminó una “red de desinformación” que difundía contenido favorable al Gobierno de la presidenta Jeanine Añez e indicó que se trata de una red asociada a la empresa de relaciones públicas que apunta a usuarios latinos, CLS Strategies.
Por ese hecho, en agosto, se eliminó 55 cuentas de Facebook, 42 páginas y 36 cuentas de Instagram, señalando que se trataba de una “red de desinformación” originada en Estados Unidos para enfocarse principalmente en la política de Venezuela, México y Bolivia.
Entonces se denunció que la compañía estadounidense había sido contratada por la administración de Añez para “lavar su imagen”, un servicio cuyo costo era de 1.000 dólares por día, durante tres meses.
El gobierno de Añez admitió el jueves que se contrató a la empresa estadounidense en noviembre de 2019 “en busca de respaldo a la democracia” y manifestó que la empresa no pudo recibir del Gobierno boliviano el monto acordado debido a las restricciones vigentes.
La publicación periodística observa que el Gobierno de Bolivia no hace mención a qué tipo de restricciones presuntamente impidieron el pago y manifiesta que un documento de registro del Gobierno estadounidenser muestra el monto acordado.
“Sin embargo, el Gobierno dijo que no había podido pagar la tarifa de CLS debido a ´restricciones legales´. No especificó qué restricciones significaba. Un documento de registro del gobierno de EEUU citado por el informe de Stanford, encontró que el gobierno boliviano acordó en diciembre pagar $us 90.000 por un período de 90 días”, denuncia el Washington Post.
El medio detalló que se gastó $us 3.6 millones en publicidad en los tres países mencionados, una suma que los ejecutivos de Facebook consideraron “notable” por su tamaño y que “refleja lo que sucede cuando los actores con bolsillos profundos montan una operación de desinformación. Las páginas habían acumulado más de 500.000 seguidores”, según el informe de Facebook.
En el mismo informe se detalla que los investigadores encontraron que 11 de las cuentas dirigidas a Bolivia se abrieron en el mismo período de tiempo, en febrero de 2020, y enumeraron a cuatro gerentes en los Estados Unidos, uno en Bolivia y otro en Venezuela.
“Las cuentas dirigidas a Bolivia apoyaron a la presidenta interina Jeanine Áñez y criticaron a su predecesor, Evo Morales, quien renunció en medio de protestas a nivel nacional en noviembre después de casi 14 años en el cargo”, se lee en la publicación.
Una de las páginas falsas de Facebook, Prohibido olvidar, publicó contenido principalmente sobre denuncias del presunto fraude electoral de octubre pasado, la misma tenía 524 “me gusta” y 595 seguidores, es decir casi la totalidad de seguidores colocaban “me gusta” a la publicación, de acuerdo al informe.  
Otra página falsa de Facebook boliviana, Bolificado, se describió a sí misma como una operación de verificación de hechos y en al menos una ocasión contradijo los hallazgos de verificadores de hechos bolivianos auténticos, etiquetando una historia real como “NOTICIAS FALSAS” en letras rojas en negrita. Son algunos de los ejemplos citados en el informe.
El informe de Facebook, concluye: “La operación de la empresa de relaciones públicas es un ejemplo, dice el informe, de cómo los estadounidenses siembran desinformación en países extranjeros”.

Pagina Siete