Legislativo derivará a comisión la carta de vocales disidentes que solicitan una ley para fijar la fecha de las elecciones

Los dos vocales enviaron la carta en calidad de ciudadanos, pero el presidente del TSE adelantó que, de acuerdo a norma, todo está establecido a través de una resolución, como manda su competencia

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, dijo que aplicarán el conducto regular en el tratamiento de la carta que enviaron lo vocales electorales Francisco Vargas y Daniel Atahuachi, en la que sugieren que se redacte una ley que establezca la nueva fecha de elección.
“Por intermedio de la presente (carta), los suscritos Vocales del Tribunal Supremo Electoral, en nuestra condición de ciudadanos, nos permitimos poner a consideración de la Asamblea Legislativa Plurinacional el proyecto de ley Modificatorio de la Ley 1304 de 2020 de postergación de las Elecciones Generales 2020. Y solicitamos aprobar la misma, donde se establezca como fecha máxima de celebración de las Elecciones Generales de 2020 el día domingo 18 de octubre de 2020”, dice la carta que enviaron los vocales Vargas y Atahuachi.
Al respecto, Choque indicó que seguirán de acuerdo a la norma. “Aplicaremos lo que dice el conducto regular, mandar a la Comisión de Constitución y ellos verán si es pertinente hacer su tratamiento o rechazarlo, porque dentro del reglamento todavía no tenemos iniciativa ciudadana, los dos vocales son ciudadanos. Tendría que venir vía presidencia del Tribunal Supremo Electoral”, recalcó Choque.
El constitucionalista José Antonio Rivera, dijo que lamenta mucho que los vocales hayan enviado esa carta, porque “refleja que están renunciando a la independencia del órgano electoral que le reconoce la Constitución”.
El jurista indica que el texto constitucional determina que es competencia del Órgano Electoral Plurinacional el organizar y administrar los procesos electorales, al igual que las leyes electorales. “Por lo tanto, quien debe fijar la fecha de la realización de las elecciones es el organismo electoral, no el órgano Legislativo”, subraya.

El Deber