Presidencia reitera que se debe priorizar los criterios científicos para determinar la fecha de las elecciones

 El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, ratificó este martes que se debe priorizar los criterios científicos, sobre la evolución de la pandemia del COVID-19, para determinar la fecha de las elecciones generales, que hasta el momento está fijada para el próximo 6 de septiembre.

    “Para el Gobierno, se debe priorizar los criterios científicos para determinar la fecha de las elecciones, (pero) la presidenta Jeanine Áñez ha sido muy clara que esta es una decisión que la tiene que tomar el Órgano Electoral, por lo tanto, son ellos los que tienen que hacer la evaluación correspondiente si es que la fecha se va a mantener el 6 de septiembre”, dijo.

    La autoridad recordó que en la actualidad los órganos del Estado son “totalmente independientes” porque el país ya no se encuentra en los 14 años del gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), que definía desde el Ejecutivo las acciones de otros órganos.

    Ahora, “el Gobierno es democrático y quien tiene que definir es el Órgano Electoral. Nosotros lo único que exigimos es que se lo haga de acuerdo al criterio científico para no dañar la salud del pueblo boliviano”, insistió.

    Entre tanto, ayer se conoció que el Comité Científico Nacional, asesor del Ministerio de Salud, envió una carta al presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, en la que le recomienda no realizar las elecciones en la fecha señalada.

    “Se debería esperar a que la curva epidemiológica de casos activos tenga una disminución sostenida por un lapso de 14 días, situación en la que los miembros del Comité Científico (…) apoyan unánimemente, las proyecciones estimadas por la investigación y el análisis nos indica que la fecha 6 de septiembre (…) no es apropiada por las condiciones epidemiológicas de la pandemia y su desarrollo”, señala el documento.

    Según información oficial del Ministerio de Salud, hasta ayer, Bolivia registró 60.991 casos confirmados de COVID-19, 2.218 personas fallecidas y 18.875 recuperadas.

ABI