DDHH de la ONU expresa preocupación ante el desconocimiento del Gobierno a la defensora

El Alto Comisionado sostiene que no se debe desatender las solicitudes que realiza la Defensoría. La presidenta del Senado anticipa que la elección de un titular se realizará en las siguientes semanas

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) en Bolivia expresó su inquietud ante el desconocimiento que el Gobierno anunció a la Defensoría del Pueblo, por el prolongado interinato de su titular, Nadia Cruz.
Mediante su cuenta en Twitter, esa instancia manifestó su “preocupación por declaraciones de algunas autoridades que llevarían a desatender requerimientos de la @DPBoliviaOf”.
Agrega que “cualquier divergencia con su titular debe canalizarse institucionalmente sin desconocer el mandato de una instancia clave para los derechos humanos”.
En la víspera, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Wilson Santamaría, declaró que oficialmente el Gobierno no reconoce la autoridad de la Defensoría del Pueblo, porque el mandato de su actual titular feneció el año pasado y debido a las “inclinaciones políticas” a favor del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Al respecto, la presidenta del Senado, Eva Copa, informó que la comisión de Constitución ya aprobó los requisitos para lanzar la convocatoria a postulantes y elegir a una nueva autoridad de la Defensoría del Pueblo.

La representante de la institución sostiene que seguirá investigando las “masacres” ocurridas durante el conflicto electoral. Ayer el Gobierno nacional anunció que la desconoce

“Los requisitos ya se han aprobado en la comisión de Constitución y por la cuarentena no los hemos tocado, se han priorizado otras leyes. Esperamos que, en las siguientes semanas, ya pudiendo ingresar a trabajar de forma presencial, la comisión de Constitución pueda tratar esta convocatoria”, detalló la legisladora.

Cruz llegó al cargo tras la renuncia de David Tezanos-Pinto, por asuntos personales. Él había sido electo por el Legislativo en mayo de 2016 para desempeñar funciones por seis años, según la normativa vigente.

EL DEBER