EL MAS RECHAZA POSIBLE PRESENCIA DE LA OEA EN LAS ELECCIONES DE SEPTIEMBRE

El Movimiento Al Socialismo- Instrumento Político Por la Soberanía de los Pueblos ((MAS-IPSP) rechaza la posible presencia de personeros de la Organización de Estados Americanos (OEA) en calidad de observadores, en las elecciones del próximo 6 de septiembre por haber sido parte y cómplice del golpe a la democracia y al Estado Social de Derecho Constitucional de Bolivia en octubre de 2019, según un pronunciamiento de esta tienda política, emitido el miércoles.


En su punto 1, el documento rechaza la presencia de estas personas en Bolivia debido a que la OEA basó su informe en los datos no oficiales ni formales del Sistema de Transmisión de Resultados Preliminares (TREP) de las anuladas elecciones de octubre 2019, optando por un trabajo parcializado y subjetivo que dio lugar a la duda y violencia “en sectores racistas que se aglutinaron en grupos paramilitares, supuestos cívicos y políticos, de ideología conservadora y neoliberal de nuestro país”.

El MAS, a su vez, explica su desaprobación a la presencia de la OEA porque en octubre del año pasado esta organización se extralimitó y no respetó “los códigos de ética de un organismo internacional” y por haber emitido criterios anticipados con tinte político, lo que puso en evidencia que no es imparcial cuando se trata de defender la paz, la democracia y la transparencia.

Esto, según el punto 2 del pronunciamiento, evidencia que la OEA en octubre del año pasado patrocinó “intereses parcializados, mezquinos y ajenos a la voluntad democrática del pueblo boliviano”.

El documento, en el inciso 3 señala que los actos “interesados” de la OEA “han generado luto y dolor en el pueblo boliviano y que a la fecha los familiares siguen llorando la muerte de 36 hermanos masacrados”.

“Existen más de 800 personas heridas entre varones y mujeres por defender la democracia quienes hasta ahora no reciben justicia, otros, hermanos y hermanas que se identifican con el MAS-IPSP están sufriendo una injusta persecución extrajudicial por parte del gobierno golpista”, señala el legajo.

Asimismo, el pronunciamiento explica que los dirigentes y miembros de base del MAS, ven con mucha impotencia la anulación del derecho constitucional a la libertad de expresión de las “mayorías”, a las que el Gobierno de transición califica como “salvajes, delincuentes” y con otros adjetivos “que no condicen a un Estado de derecho difamando a disidentes de un régimen antidemocrático”.

El MAS también rechaza la presencia de personeros de la OEA, porque desde el momento de su informe preliminar “parcializado, nada objetivo” sobre los pasados comicios, “han dejado que la democracia boliviana se encuentre secuestrada por el régimen golpista, quienes están hipotecando nuestra soberanía y dignidad, condenando a nuestra querida Bolivia a un retroceso sin precedentes en el área económica, social, cultural, desinstitucionalizando las estructuras administrativas que ha costado tanto su reconstrucción”.

El partido, cuyo líder es el ex presidente Evo Morales, en su mensaje a la opinión pública denuncia, además, que ninguna instancia competente de Bolivia ha demostrado el supuesto fraude electoral de 2019 que argumenta hasta hoy la OEA y al contrario existen otros seis informes de reconocidas instituciones y medios internacionales que rechazan y desmienten el reporte del organismo multilateral por tener contradicciones en sus mismos datos.

Finalmente, el MAS advierte que la insistencia en la presencia de personeros de la OEA en Bolivia será tomada como una provocación al pueblo y por eso exhorta a ese organismo internacional “de la manera más amplia y respetuosa” a desistir de “sus oscuros intereses”, dejando que otras instituciones internacionales “que trabajan por el bien común y el cuidado de las democracias” acompañen a la ciudadanía

AGENCIAS