La Presidenta ajusta el gabinete con el reto de reactivar la economía golpeada por el COVID-19

La presidenta Jeanine Áñez posesionó este martes al nuevo ministro de Economía, Oscar Ortiz, y al de Desarrollo Productivo y Economía Plural, José Abel Martínez, a quienes les recomendó mantener la estabilidad económica del país y los empleos, además de impulsar la micro y pequeña empresa, en momentos que la economía es golpeada por el COVID-19.

La Jefa de Estado encomendó a Martínez que escuche y ayude a las micro, pequeñas y medianas empresas, que son la que más empleos crean en todo el país.

“Le pido que ponga todo su esfuerzo en ayudar a que el aparato productivo del país vuelva a funcionar”, solicitó Áñez.

En tanto, la Presidenta pidió al ministro Ortiz que trabaje pensando en los hogares y las necesidades de la población, en momentos que la emergencia sanitaria afectó los ingresos de los sectores más vulnerables del país.

“Ponga en marcha ese Plan de Empleo que usted mismo ayudó a diseñar y ayúdeme a sacar adelante la economía de las familias bolivianas”, solicitó Áñez

Ortiz, quien hasta hoy fue ministro de Desarrollo Productivo, ahora se hará cargo de la cartera de Economía, en lugar de José Luis Parada. Martínez asumirá el cargo que dejó Ortiz.

El nuevo ministro de Economía enumeró los cinco desafíos del gobierno para la reactivación de la economía y aseguró que cuidará la estabilidad económica y de la moneda del país, además de proteger el empleo.

“Trabajaré sin descanso para cumplir ambas tareas con esmero y compromiso, señora Presidenta”, sostuvo el nuevo ministro Ortiz.

La autoridad ratificó las cinco bases del plan de reactivación sustentado en cinco ejes: crédito masivo para productores y empresas; la creación de empleos con obras públicas; incentivo fiscal a los emprendedores; compra de productos bolivianos y ahorro en gastos innecesarios.

Por su parte, la presidenta Áñez destacó el trabajo y compromiso del ahora exministro Parada, a quien agradeció por mantener la estabilidad económica e impulsar la distribución de incentivos económicos  para ayudar a las familias más necesitadas de todo el país, en referencia al los bonos Universal, Familia y Canasta Familiar.

FUENTE: ABI