Ministros de Añez se burlan de los enfermos por coronavirus y los califican como ignorantes

El gabinete del Gobierno de Jeanine Añez se caracteriza por la indolencia expresada por sus ministros, tal el caso de los titulares de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Iván Arias, quien se burló de los enfermos por coronavirus, mientras que el de Gobierno, Arturo Murillo, los calificó de ignorantes.

A diferencia de otros países en los que las autoridades extreman medidas para la detección y atención de los pacientes por coronavirus, en Bolivia los ministros viajan por los municipios propagando la enfermedad, detectada en el gabinete, y además se mofan de los enfermos con imitaciones sarcásticas para poner a prueba al personal de salud que no cuenta con los insumos ni el equipamiento para hacer frente a la pandemia.

Es el caso del Ministro de Obras Públicas, quien esta vez dejó de lado los muñecos de Avengers y aprovechó su visita al Centro de Salud Integral del municipio de Apolo, La Paz, para imitar, en tono burlesco, a un paciente por coronavirus.

Ante la ocurrencia del Ministro, el personal de salud tuvo que disponer de una especie de silla de ruedas en la que Arias se dejó caer como si se hubiera desvanecido, posteriormente fue traslado al interior del hospital donde le midieron la presión, mientras tocia exponiendo a los médicos, la población y la prensa, sin tomar en cuenta que tres de sus colegas del gabinete dieron positivo a la enfermedad.

“Si yo fuera enfermo de coronavirus ya me hubiera muerto y hubiese contagiado a muchas personas”, reconoció Arias en declaraciones a la prensa en las que desmereció el trabajo del personal de salud y del director del nosocomio, a quien le dijo que le falta carácter.

“Si tenemos un comandante sin huevos estamos jodidos”, manifestó Arias, en alusión al director del hospital quien bajó la cabeza en medio de las risas de los pobladores del municipio de Apolo.

No solo el personal de salud de los municipios es responsabilizado por la propagación del coronavirus, sino también la población que fue tildada de ignorante por el Ministro de Gobierno por no saber diferenciar el resfrío de la pandemia.

“Mucha gente se está muriendo por simple ignorancia, por no darse cuenta que está con Covid-19, piensan que es un resfrío normal, les viene un chujchu (resfrío), pero ahora puede venir directamente con el Covid-19 y eso nos va a matar”, dijo Murillo en Cochabamba, donde esta jornada se halló otro cuerpo sin vida en la calle, que se suma a cuatro registrados solo este fin de semana.

Murillo consideró que los enfermos no deben esperar hasta el último momento para ir a una clínica o a un médico porque –a su juicio- “no es necesario el análisis”, ya que la persona con síntomas “puede empezarse a medicar (…) para no llegar a un momento delicado”.

En contradicción a su recomendación, Murillo reveló que se sometió a una prueba por coronavirus, la cual es realizada regularmente en el gabinete. Además, acudió a una clínica para realizarse un chequeo médico y una tomografía por un dolor en la espalda.

“Lo que tengo claro: es un brutal estrés por el trabajo que llevo; pero podría ser otra cosa”, develó abriendo la posibilidad de un contagio, luego que los ministros de la Presidencia, Minería y Salud, se reportaron como casos confirmados de coronavirus.

A sabiendas de su malestar, Murillo continúa sus actividades en Cochabamba, donde se reúne con autoridades locales, policiales y personal de salud, además brinda declaraciones a la prensa, sin respetar el distanciamiento social para evitar la propagación del coronavirus.

FUENTE: AGENCIAS